Ide(eco)logia

La belleza y el plástico

Hay algunos países en los que el plástico está prohibido en los productos cosméticos, como Canadá, Francia, Bélgica, el Reino Unido…. Ya han prohibido las micro-esferas de plástico y el plástico líquido.

El plástico sigue siendo un ingrediente en muchos productos, como las cremas de exfoliación – que pueden contener entre 137.000 y 2.800.000 micro esferas de plástico en un tubo de 150 mililitros – cremas solares / anti-envejecimiento / manos, según un estudio del Centro Internacional de Investigación de Residuos Marinos de Plymouth.

Los residuos plásticos entran en la cadena alimentaria. Son consumidos por pequeños organismos marinos y terminan en nuestros platos. No hay estudios para entender claramente las consecuencias del plástico en el cuerpo humano, pero ya se pueden observar dos datos importantes:

  • Se han encontrado micro-esferas de plástico en los riñones y el hígado
  • algunos metales pesados se pegan a las micro-esferas de plástico y se transfieren al cuerpo

La página web «Beat the micro bead» (clic) ofrece una lista de productos rojos. Enumera los cosméticos a la venta en los principales distribuidores por categoría: rojo, naranja, verde.

Así podremos elegir de forma consciente los productos que contengan la menor cantidad de sustancias tóxicas.

Por ejemplo, este exfoliante para hombres que se vende en Mercadona está clasificado como rojo…

La belleza y el plástico

Son sobre todo los productos exfoliantes los que están muy cargados de micro-esferas de plástico porque ofrecen un poder abrasivo para retirar la piel muerta. Un solo uso emite 100.000 micro-esferas de plástico que terminan en los ríos, el mar, el océano.

No necesitamos plástico para exfoliar la piel, es muy fácil conseguir un exfoliante con todo lo que tienes en tu cocina; también tengo un lema:

«Si puedes ponerlo en tu piel, puedes comerlo»

Hay muchas maneras de hacer un exfoliante en menos de 2 minutos: una cucharada de aceite y una cucharada de azúcar o sal o posos. ¡ Voilà !

También hay jabones exfoliantes hechos de semillas de amapola o polvo de albaricoque, que son dos abrasivos naturales.

Deja un comentario