Casa - Recetas

Marie Kondo : la magia del orden (¿y del reciclaje?)

Has leído todos sus libros, has visto la serie de Netflix y más de cien vídeos sobre el tema, sabes cómo ordenar, doblar y almacenar todo en la casa.
¡Ahora ya estás lista para hacer un «Marie Kondo»!

Me fascinan los videos, pero siempre hay un pequeño detalle que me obsesiona: la cantidad de bolsas para «tirar» y «regalar». Y cada vez se me cruza la misma pregunta por la cabeza….

¿Qué hacen con todo esto?
¿Cómo deshacerse de esta cantidad de objetos, libros, ropa… de la manera más ecológica posible?
¿Dónde dar esas bolsas llenas de cosas que nos abarrotan? ¿Dónde reciclarlos?

Os propongo algunas soluciones «verdes» para convertir vuestro Marie Kondo en un éxito total, sin generar 3 toneladas de residuos.

Os dejo una infografía como «memo», y voy a detallar, paso a paso, los lugares donde «tirar – dar – reciclar» cada categoría.

1) La ropa

TIRAR

Para la ropa que es definitivamente inutilizable y que guardamos en nuestros armarios (para hacer las tareas del hogar o bricolaje, pero honestamente, no necesitamos 5 camisetas para pintar, a menos que seamos pintores….) los contenedores de reciclaje son ideales.

Podéis optar por depositar la ropa que queréis tirar en las tiendas de segunda mano Humana, donde sabéis que la ropa será donada a asociaciones o reciclada para tejido aislante. Además, Humana os entrega un bono para comprar en la misma tienda (aunque evitamos vaciar para rellenar).

Las principales grandes cadenas de «fast-fashion» también recogen ropa usada. En tiendas como H&M, Mango, Zara, han instalado cajas de reciclaje donde depositar la ropa que ya no quieres.

Por último, en los puntos limpios. Pero… el punto negro de esos puntos limpios es que suelen estar llenos y la gente termina dejando las bolsas de ropa al suelo. Y cuando esto ocurre, terminan por NO reciclándose, al considerarse residuos convencionales y se tiran a la basura.

DAR

Podéis participar en «swap parties», es decir, tardes entre amigas, o fiestas en las que organizas el intercambio de ropa con amigas, o incluso con desconocidas.
Hay algunos en Madrid; participé en una de estas hace unos meses, y rehice mi vestuario separándome de algunas piezas que ya no quería. Un super win-win.

VENDER

Tengo dos tiendas online favoritas para vender la ropa.

La primera es Vinted, el templo de la ropa de segunda mano.

Compro y re-vendo casi toda mi ropa en esta plataforma que pone a los vendedores en contacto con los compradores.

Tienes que sacar fotos de tu ropa, escribir una descripción detallada de los productos y establecer el precio. Los gastos de envío son responsabilidad del comprador, pero puedes establecer la cantidad en función al tamaño y peso de tus artículos.

Recientemente compré toda mi ropa de maternidad, un cojín de lactancia y accesorios para bebé, como biberones nuevos y ropa a través de Vinted y a muy buenos precios.

La segunda tienda de la que soy fan y que tiene un lado muy práctico es Percentil. Como detalle – tienes que pedir una «bolsa» en el sitio web de Percentil y luego, una vez que la recibes, la llenas y la envías gratuitamente. Lo bueno es que no tienes que preocuparte por nada una vez que has enviado tu ropa.

El sitio se encarga de la clasificación (cuidado, sin embargo, hay algunas condiciones de recogida, no hay marcas de «fast fashion», la ropa tiene que en buen estado con etiquetas) entre la ropa que se puede vender en la plataforma y la otra ropa no conforme que se da a las asociaciones.
Una vez vendida la prenda, recibirás una pequeña comisión, aunque honestamente no es mucho, pero también es cierto que ellos son los que hacen todo el trabajo (clasificación, foto, puesta en línea, gestión de envíos….).
Para daros una idea de las comisiones que podéis recibir, he hecho una captura de pantalla de mi espacio personal.
Este sitio es particularmente adecuado si no podéis (o no queréis) invertir mucho tiempo, o si tenéis un gran volumen de ropa para donar.

Podéis ver que me han dado 0,24€ para cada prenda ….

2) Los libros

TIRAR

En los contenedores de reciclaje de papel/cartón de la ciudad para libros que están en muy, muy malas condiciones. Pero siempre se puede encontrar una idea de DIY para hacer nuevas cositas (puedes buscar «book upcycling» en Pinterest) o incluso puedes hacer papel reciclado.

DAR

Podéis donar los libros a bibliotecas, escuelas… dependiendo de vuestro tipo colección literaria.

VENDER

Hay muchas librerías que recuperan libros a cambio de dinero o un bono. Las librerías del barrio de Santo Domingo, en el metro del mismo nombre en particular. Mi favorito es «Desperate Literature«, que ofrece una amplia selección en francés e inglés.

3) El Komodo

En cuanto a los pequeños electrodomésticos, las tiendas Mediamart, Darty, Fnac, etc… tienen cajas de reciclaje. Lo mismo ocurre con las pilas usadas que se guardan en el fondo de los cajones (junto a las ampollas que también se pueden colocar en los contenedores).

DAR o INTERCAMBIAR

La web de reMad propone depositar objetos no utilizados pero en buen estado. Se pueden depositar hasta 10 objetos por mes.

VENDER

Seguro que ya conocéis la web de segunda mano Wallapop, donde se venden artículos de segunda mano.

Algunos consejos de todos modos para vender bien:

  • sacar fotos de buena calidad,
  • cuidar la descripción de los objetos,
  • no olvidar incluir las dimensiones.

4) Recuerdos y documentos

Bueno… Los recuerdos y los papeles son una categoría un poco aparte…..
En cuanto a los papeles, después de clasificarlos y almacenarlos cuidadosamente, debéis tirar los que no necesitéis en los contenedores de papel y cartón.

Para los recuerdos, como fotos, tarjetas de San Valentín que recibiste cuando tenías 8 años, y los diarios anuales… es improbable que le interesen a alguien más que a ti (de lo contrario podría ser un poco raro).
Así que… lo siento, pero también es para el reciclaje.

Siéntete libre de comentar si te has embarcado en el arte de ordenar, si has tenido éxito y qué has hecho con todos tus objetos.

Deja un comentario